¿Qué es un panel solar fotovoltaico y cómo funciona?

panel solar fotovoltaico instalación
24 de abril de 2023

La energía solar fotovoltaica absorbida por un panel solar, transforma de manera directa la luz del sol en electricidad empleando una tecnología basada en el «efecto fotoeléctrico». El proceso de un panel solar fotovoltaico comienza cuando la luz solar cae sobre una de las caras de una célula fotovoltaica, que componen el panel solar, y se produce un diferencial de potencial eléctrico entre ambas. Esto hace que los electrones salten de un lugar a otro, generando así corriente eléctrica.


Se trata de una estructura rectangular con una unidad básica de transformación que es la célula solar y que mide aproximadamente 10 centímetros cuadrados. Un panel une, sobre una plancha, varias de estas células, compuestas de una capa de silicio y fósforo que proporcionan la carga negativa y de otra capa de boro que proporciona la positiva. De esta forma se logra que las celdas solares tengan dos cargas y por ende puedan generar electricidad.

Si no hubiera dos cargas opuestas, la generación eléctrica no sería posible. Dichas células se recubren con un plástico llamado EVA, formado por varios compuestos (etileno y acetato de vinilo), Este material es capaz de aguantar condiciones y temperaturas extremas permitiendo que pase la luz, pero no los rayos ultravioletas.



 

Un panel está formado por unas 60 células, aunque este tamaño varía según los fabricantes, de un grosor alrededor de cuatro centímetros. La electricidad producida es de corriente continua y nosotros, en nuestras casas, la usamos alterna, por lo que la instalación requiere un elemento imprescindible, que es el inversor, capaz de transformar la corriente para que podamos utilizar esa energía.


Tipos de panel solar fotovoltaico

Podemos distinguir dos tipos de paneles solares fotovoltaicos a partir de la tipología de las células solares que los componen:

Panel solar monocristalino

Un panel solar fabricado con células solares monocristalinas utiliza células solares de silicio hechas de un solo cristal del mismo. Para crear las obleas (la célula sin conductores) monocristalinas se da forma cilíndrica a un único cristal de silicio, llamado lingote. Posteriormente este es cortado en finas láminas para formar, primero las obleas sin conductores y posteriormente las células ya con conductores monocristalinas.

El motivo de que los paneles monocristalinos sean más eficientes es precisamente por qué las células están compuestas de un solo cristal cortado, no fundido, por lo que los electrones tienen más fluidez en su movimiento y menos pérdidas.

Los paneles monocristalinos tienen una mayor eficiencia, y presentan una tonalidad más oscura y una mayor calidad.

 

Panel solar policristalino

El silicio también se utiliza para fabricar paneles solares policristalinos. Sin embargo, para crear las obleas de este tipo de panel, los fabricantes funden varios fragmentos de silicio sin eliminar impurezas, vertiéndolos en moldes cuadrados. Como resultado, todas las obleas son perfectamente cuadradas, pero contienen impurezas.

Los paneles solares policristalinos suelen tener una menor eficiencia que los monocristalinos, por no tratarse de células compuestas de un solo cristal, sino de muchos, por lo que los electrones tienen mayor dificultad para fluir que en el caso de los monocristalinos.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

AUTOCONSUMO COLECTIVO

AUTOCONSUMO COLECTIVO

¿ Cuáles  son los requisitos? Desde el 2019, con la aprobación del Real Decreto 244/2019 del 5 de abril, el autoconsumo compartido o colectivo ya es...

Últimas noticias

AUTOCONSUMO COLECTIVO

AUTOCONSUMO COLECTIVO

¿ Cuáles  son los requisitos? Desde el 2019, con la aprobación del Real Decreto 244/2019 del 5 de abril, el autoconsumo compartido o colectivo ya es...